Los derechos ciudadanos se convierten en cargas y nuestro mundo cambia de tamaño

Partenón, Atenas (Grecia)

Empecemos por el principio, los griegos crearon un nuevo orden, una nueva forma de organizar la convivencia para mejorar la vida y esta reforma dio lugar a “La Polis”.

La comunidad perfecta es la polis…,  surgió para satisfacer las necesidades vitales del hombre, pero su finalidad es permitirle vivir bien…
Aristóteles  La Política

El principal objetivo de estas nueva forma de organización es satisfacer las necesidades del ciudadano, que esté viviese bien y pudiese desarrollarse en una comunidad perfecta, esta surge de una vida en común, lo que nos lleva a un paso más del concepto de ciudad-estado.

El ciudadano consciente se convierte en el centro, es un hombre libre, con derechos y participativo. Esa libertad y esa participación no era un derecho de todos, convivían ciudadanos libres que disfrutaban de todos los derechos con extranjeros (metecos) que siendo libres, no tenían derechos y por último los esclavos privados de libertad y si ningún derecho. Solo el ciudadano libre podía decidir cual seria su futuro y como quería que fuese su ciudad y así lo hacía, participando activamente en aquel privilegio que se le concedía.

Imaginad, no tener la posibilidad de participar, imaginad la cara de esclavos y extranjeros al ver que nosotros desde la Declaración de los Derechos Humanos nacemos en libertad y somos ciudadanos de pleno derecho pero decidimos no participar, decidimos comportarnos de un modo pasivo y no hacer uso de nuestros derechos.

Lo que para los griegos era un privilegio se ha convertido en una carga, la individualidad hace que seamos cada vez más celosos de nuestra vida y que creamos que realmente como ciudadanos no tenemos responsabilidades, que estas terminan en nuestra casa y con nuestras familias.

La libertad para participar, para opinar la convertimos en libertad para no estar, para no preocuparnos de algo que en realidad nos pertenece. Somos capaces de perder lo que ha costado siglos conseguir por el miedo a la responsabilidad y a la cooperación y así conseguimos que cada vez nuestras ciudades se alejen más de un lugar dónde vivir mejor y que nuestro mundo se haga más y más pequeño.

Lo antes codiciado por todo ser humano se convierte en algo rechazado, ¿cómo es eso posible? ¿qué nos ha pasado? ¿cómo podemos solucionarlo?

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres humano, y prevenir los envío automáticos de SPAM.

Sobre el programa

¿¡Málaga cómo te quiero!? Es un programa conjunto de concienciación ciudadana entre el Ayuntamiento de Málaga y Limasa que trata de incidir sobre la responsabilidad vecinal en la limpieza e imagen de los espacios públicos de nuestra ciudad.

El programa se centra en el papel del individuo como agente activo y cuyos conocimientos y comportamientos determinan, en último término, las condiciones ambientales de nuestra ciudad.

Últimos artículos

Etiquetas

Ayuntamiento de Málaga Barrio Picasso Carrera civismo colillas concienciación ciudadana concurso Día de la bicicleta Día Mundial del Medio Ambiente Ecoembes Ecovidrio El Palo EMASA EMMA Medioambiental Andaluza evento sostenible Festival de Málaga Fundación ECOTIC horeca Instituto Andaluz del Yoga La Edad de Oro limpieza maratón Media Maratón Málaga mercadillo Málaga Pasaporte Verde perros reciclaje yoga Área de Sostenibilidad Medioambiental